sábado, 15 de diciembre de 2012

JÓVENES Y PARTICIPACIÓN


El 15 de diciembre recibimos en SINTONIA EDUCAR  a los adolescentes Belén, de la Escuela Pedro Esnaola  y Lucas, del Centro de Estudiantes del Normal N°4, para conversar acerca de la participación creciente y la  lucha de los jóvenes de escuelas medias de la CABA, por el cambio de planes curriculares que se querían implementar en forma inconsulta desde el Ministerio de Educación de la Ciudad.

Protagonistas indiscutibles de las luchas en defensa de la escuela pública y del acceso a una educación de calidad, 2012 fue un año de inflexión en cuanto a la participación e involucramiento de muchísimos jóvenes que tomaron en sus manos cuestiones de carácter político y público, sobre las  que tienen derechos.

Los jóvenes consideran que la escuela no sólo es el aprendizaje de conocimientos enciclopédicos, pasar de año y aprobar los exámenes. También creen en la necesidad de involucrarse en los temas educativos institucionales.

Debates surgidos entre estudiantes, cambios de opinión en las escuelas que estimularon la reflexión, la argumentación, la escucha de opiniones a pesar de las diferencias son las que  permiten  la democratización y formarse como ciudadanos a través la práctica concreta.

Como para el resto de los ciudadanos, creen que el voto a los 16 años es un derecho ganado pero que también implica obligaciones.

Sobre temas como el caso de MARITA VERÓN, la trata de personas, las violencias en sus distintas expresiones,  los jóvenes opinan  que debería ponerse en práctica el NUNCA MÁS y ser llevado a las aulas, ya sea desde el Programa Educación y Memoria del Gobierno de la Ciudad, como desde la vida cotidiana en la escuela.

Además entrevistamos al  Coordinador y Docente del  Bachillerato Popular Trans “Mocha Celis, creado después de 10 años de trabajo constante de los bachilleratos populares y de 30 años de  lucha de las personas trans.Un espacio educativo especialmente dirigido, de manera inclusiva, a personas travestis, transexuales, transgéneros, mujeres y varones trans, que garantiza a sus estudiantes el acceso a una educación libre de discriminación por orientación erótico-afectiva e identidad o expresión de género.

El bachillerato ofrece una respuesta desde la educación popular, rescatando los saberes propios del colectivo trans y canalizándolos en el armado de proyectos cooperativos y el título que entregará (perito/a en el Desarrollo de las Comunidades) permitirá continuar estudiando en cualquier Universidad o Instituto Superior, público o privado.

El Mocha Celis funciona actualmente sin financiamiento de ningún tipo y sus alumnas y alumnos fueron convocados a través de redes sociales y por visitas realizadas por los organizadores en zonas de prostitución.

Cabe recordar que, en  Argentina, rige la obligatoriedad de la educación secundaria para todas las personas del territorio nacional, desde la nefasta reforma educativa del año 1993, pero reformulada en clave de derechos ciudadanos a través de la Ley Nacional de Educación 26.206 del año 2006. 

Sin embargo, también al interior de las escuelas, el derecho del colectivo trans* de completar sus estudios para acceder a trabajos gratificantes y desarrollarse personal y socialmente se ve sistemáticamente vulnerado, obstaculizado o negado como consecuencia de la estigmatización, patologización y criminalización.

Info: Federico Lacroze 4181, 5° piso.
En el Face: Bachillerato Popular Trans “Mocha Celis
Inscripción abierta hasta febrero

Si querés escuchar el programa completo cliqueá en el link:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada