domingo, 3 de octubre de 2010

Y si de Ciencias hablamos.....


En un torneo mundial de ciencia premiaron a 5 chicos argentinos.

Si bien esta noticia pertenece al mes de mayo de 2010, me interesa publicarla hoy 3 de octubre por varias razones.

La primera es que cuando se dio a conocer, Sintonía Educar aún no estaba en el aire, la segunda es la entrevista realizada ayre, 2 de octubre, a la Lic Analía Segal, Coordinadora Editorial de Sangari Argentina, con quien abordamos temas vinculados a la importancia de ensenanza de las Ciencias Naturales desde los primeros grados de la escuela primaria( ver en Programas Emitidos) y la tercera razón obedece a la necesidad de divulgar aquellas noticias positivas que involucran a muchos jóvenes argentinos comprometidos con lo que hacen y que se hallan estimulados por docentes que creen en ellos y en sus posiblidades futuras.

En la feria internacional de Ciencia y Tecnología, celebrada en California en mayo de 2010, jóvenes argentinos se destacaron por investigar el agua y la distancia entre la Tierra y la Luna.
Otros, obtuvieron premios por el estudio de las aguas en sus ciudades natales...

1/ Augusto Niez Gay, de 17 años nacido en Concordia, Entre Ríos, está desde las 8hs con el ojo clavado en el microscopio: una molécula le quita el sueño y sólo planea parar para almorzar. Su interés y entusiasmo lo llevó a ganar el segundo premio en Microbiología de la Feria y también a calificar para asistir a la próxima cena anual de los premios Nobel en Estocolmo, donde Mijail Gorbachov, entre otras personalidades, lo escuchará hablar sobre sus proyectos.

Augusto, fue al embalse de Salto Grande, tomó una muestra de agua y la analizó. Descubrió que el nivel de cianobacterias –unos microorganismos capaces de generar toxinas– era más alto de lo que permite la OMS y que eso era un riesgo para los habitantes de su ciudad, que beben de esa reserva. Con esos resultados, el municipio aplicó políticas para mejorar la calidad del agua.

Está terminando el secundario y tratando de responder otra pregunta, mientras realiza una pasantía en la Universidad de la ciudad de La Plata: ¿A qué dedicarse de grande? Podría ser Bioquímica o biotecnología…

2/ Igual que Augusto, dos estudiantes secundarios de Tandil y otros dos de Villa Carlos Paz se hicieron preguntas y las respondieron con el mismo rigor científico.

Una tarde de lluvia en Tandil, Sol Paskvan y Lucas Gille, salieron a recoger gotas del cielo. Pocos días después, descubrieron que las partículas de suelo seco que viajan en las nubes hasta su ciudad elevan el ph del agua de lluvia, tornándola tan alcalina como en China o la India.

Por ese trabajo recibieron una mención de honor de la Sociedad Estadounidense de Meteorología y el tercer puesto en la categoría de Ciencias del Ambiente de la Feria de California.

Siguiendo un protocolo, en el laboratorio del colegio, midieron el nivel de ph en las muestras de lluvia y vieron que los valores eran muy altos
Rastrearon imágenes satelitales para ver de dónde provenían las nubes que precipitan en Tandil y descubrieron que provenían de Córdoba. Hicieron un balance iónico y vieron que los componentes de esas gotas provenían de suelos del oeste del país.

3/Juan Velazco tiene dos certezas: que será astrónomo y que es capaz de medir la distancia entre la Tierra y la Luna. Diseñó un método para lograrlo junto a Lucas Conci, y recibió en California el tercer puesto en Física y Astronomía y una mención de honor para el país.

En 2009, como también pasó con los casos anteriores, habían sido premiados en la Feria Nacional de Ciencias. Ahora, quieren crear un centro de promoción de la física y la astronomía para estudiantes secundarios. Qué tal?

El resultado fue una actuación destacada, entre 1600 proyectos de todo el mundo.

Todos volvieron con premios, pero más allá de éstos, el entusiasmo, interés y la necesidad de aprender y descubrir de los jóvenes está ahí, sólo hace falta encenderla.


Lic. Elena Liniado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada