domingo, 4 de noviembre de 2012

VICTIMAS DE LAS VIOLENCIAS: IMPRONTAS QUE SE EJERCEN DESDE LAS FAMILIAS Y LA ESCUELA.

En nuestra emisión del sábado 3 de noviembre conversamos con Alejandra Bonato* sobre Maltrato, violencia y abuso sexual como parte de la desigualdad de derechos entre varones y mujeres. Qué improntas y estigmas ejercen sobre niñxs y adolescentes las familias, la escuela y los medios de comunicación  en la construcción de roles identitarios con el “modo” de ser varón o el “modo” de ser mujer.

·       
           A lo largo de la entrevista ampliamos nuestra visión de violencia de género a las Víctimas contra las Violencias, que no siempre son mujeres y que abarcan mucho más que la violencia física, que es la más visualizada.
·         Otros tipos de violencia doméstica o pública se ejercen con frecuencia siendo naturalizadas por sus actores o por la comunidad social en la que viven.
·         Violencia verbal, psíquica, económica, simbólica, laboral, institucional, sexual, mediática…que si bien se remite fundamentalmente a la mujer, también se aplica a lxs niños, a las personas mayores o personas de bajos recursos.

Sin capacitación y actualización permanente de maestrxs y profesores en materia de educación sexual, en la escuela, lxs alumnxs aprenden su rol femenino y masculino con la impronta de lo que los adultos hemos aprendido desde pequeñxs. Repetimos, sin tener cabal conciencia frases, modelos, conductas que transmitimos como verdades absolutas y naturales…los chicos no lloran, las nenas tienen que estar bien sentadas o sentadas como señoritas…

En el seno de las familias también se aprenden modelos de ser mujer o varón y el tipo de vínculos que se establecen entre unxs y otrxs, que se observan luego en el modo de relacionarse que se dan socialmente.

La influencia de los medios, que NOS VENDEN estereotipos de lo femenino y de lo masculino, juguetes para nenas y otros para varones, las redes sociales y las nuevas tecnologías, donde ahora no sólo hay que ser, sino que también hay que aparecer en la pantalla del teléfono, la computadora, la tablet, el ipod para poder ser en el espejo del siglo XXI.

Sin demonizar a los medios, las redes sociales ni las nuevas tecnologías coincidimos en que tiene que haber un cambio institucional en las escuelas, apropiarse del lenguaje audiovisual  para estimular a los y las adolescentes con otros recursos que no se agotan en el reparto de netbooks.

En el proceso de cambio, la implementación efectiva de la ley 26.150 de Educación Sexual Integral; que todavía no llega a las aulas de jardines de infantes, primarios y secundarios de todo el país; es imprescindible.
Las chicas y chicos  no saben todo porque tienen acceso a Internet. Por el contrario, tienen más necesidad de saber algunos lineamientos sobre el cuidado de su cuerpo y el respeto a sus deseos, justamente, porque tienen acceso a Internet.

La educación sexual en las escuelas combinada con la que se imparte en la familia, puede lograr una transformación y si no hacemos nada, los cambios que buscamos será muy difícil de revertir.

* Alejandra Bonato, Profesora para la enseñanza primaria,  vocal electa por UTE en la Junta de Clasificación de Primaria y Secretaria de Género e Igualdad de Oportunidades  también de la Unión de trabajadores de la Educación.

Para quienes deseen consultar el material distribuido pro el Ministerio de Educación de la Nación sobre el Programa de educación sexual integral pueden dirigirse a :

Programa Nacional de Educación Sexual Integral
Pizzurno 935 / 4to. piso / Oficina 401.
Teléfono: (011) 4129 1227 / 4129 7401
Correo electrónico: programaeducacionsexual@me.gov.ar


Si querés escuchar el programa, cliqueá en el link:









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada