miércoles, 19 de octubre de 2011

SITUACIÓN EDUCATIVA EN LA CIUDAD AUTÓNOMA DE BS AS.


“La educación pública y gratuita de calidad para todos es la base de la igualdad de oportunidades y de la inclusión social”.

“Hacer de Buenos Aires una ciudad más vivible, más amigable, y hacer una verdadera ciudad educativa, para que un futuro distinto sea posible.”

“La educación pública, gratuita y de calidad es una prioridad para este gobierno (…) En educación ha habido mucha conflictividad, pero somos optimistas y apostamos al diálogo y a que todos pongamos a los chicos en primer lugar

Podríamos creer que estas frases fueron dichas por un defensor de la escuela pública, un militante, un docente, un funcionario que trabaja para y por la escuela pública.

Sin embargo, no es así, estas frases fueron PROnunciadas por Mauricio Macri, en declaraciones a la prensa y en la Legislatura porteña en diferentes oportunidades.

De Narodowski a Abel Posse y luego a Esteban Bullrich, la elección de los ministros de educación de la ciudad de esta gestión, siguen una línea ideológica conservadora, no son funcionarios elegidos al azar, sino coherentes con el modo de pensar la gestión de la Ciudad en general y en materia educativa en particular.

De las palabras a los hechos, ¿de qué manera demuestra el Ministro de Educación de la Ciudad una defensa de la educación pública si entre las cuestiones más destacadas de su gestión se puede nombrar la subejecución presupuestaria, las interminables obras de infraestructura prometidas, la realización de una evaluación estandarizada a los docentes con un sistema de premios de acuerdo a resultados, el intento de faltar al cumplimiento del Estatuto del docente, a través de las modificaciones que se proponen hacer con relación a la elección y composición de las Juntas de clasificación, afirmando entre otras cosas que son 300 los docentes que las componen. Solo por nombrar algunas de las medidas que se vienen tomando desde el ministerio desde el comienzo de la gestión PRO.

En declaraciones a los medios, Eduardo López, Secretario Gral. de UTE (Unión de Trabajadores de la Educación-Capital) afirmó sobre el tema de las juntas que los docentes que hoy las conforman no son 300, sino 145 , que la reducción del prepuesto para las escuelas publicas porteñas se reducirá en el 2012 del 27 al 25%, y que desde el 2007 a la fecha, durante el gobierno del PRO, se ha cuadruplicado el presupuesto destinado a las escuelas privadas.

A pesar de las palabras pronunciadas, sobran los argumentos para afirmar que si hay algo de lo que no se ha ocupado ni se ocupa nuestro Jefe de Gobierno es de la defensa de la escuela pública. Más bien, su política se orienta a su vaciamiento, amparado en intereses conservadores y privatistas.

Los docentes y el conjunto de la comunidad educativa, luchan por hacer de la escuela pública un lugar plural e inclusivo, donde se comprenda que la política es constitutiva de la tarea y no una práctica que se halla al margen de la situación de enseñanza aprendizaje y de los contenidos que se imparten.

Frente a este panorama, hay demasiados motivos para preguntarse,¿habrá alguna posibilidad de que la educación pública se fortalezca de la mano de Macri y sus ministros?

Qué habrá sido del diálogo tan prometido y promocionado durante su campaña electoral?

Lic. Elena Liniado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada