miércoles, 11 de mayo de 2011

LOS JÓVENES Y LA DEMOCRACIA



Cuál es el valor que le otorgan hoy los adolescentes a la democracia?

Estos son algunos de los resultados de una encuesta del Programa Escuela y Medios, del Ministerio de Educación de la Nación, que buscó conocer la manera en que los adolescentes perciben y comprenden la democracia. La encuesta se realizó a medio millar de jóvenes de 2º y 3º año de escuelas públicas medias de la ciudad de Buenos Aires y el Conurbano.

Cuatro de cada diez cree que la democracia es la mejor forma de gobierno, pero tres de cada diez opina que “a veces sí, a veces no”.

Al 85 por ciento les gustaría poder participar de las elecciones.

Un 40 por ciento cree que es mejor para el país que existan muchos partidos políticos, dos de cada diez prefieren que haya uno solo; a más de la mitad no le da lo mismo cuál resulte ganador, ya que expresan ideas diferentes, pero para el 20 por ciento son todos iguales.

La mayoría de los jóvenes están interesados por lo que sucede en el país y lo habla con sus familias, amigos y compañeros de escuela, de éstos sólo un 35 lo hace con maestros y profesores.

El desafío ahora es que los chicos pueden profundizar estos temas en el aula. Por eso, la cartera educativa lanzó materiales con recursos pedagógicos para que los docentes puedan abordar en forma más dinámica con los adolescentes el proceso electoral que se llevará a cabo este año y la participación política.

Uno de los ejes fue el interés de los estudiantes por la actualidad del país: un 90 por ciento aseguró que le importan esos temas y un 70 comenta las noticias.

A pesar de que los jóvenes nacieron en democracia, un 40 por ciento cree que esa es la mejor forma de gobierno, en tanto que el 30 por ciento consideró que a veces lo es, pero otras no.

La mitad de los jóvenes manifestó que deberían gobernar los representantes que votan los ciudadanos, pero un 30 por ciento consideró que la tarea debería quedar para “los que más saben” y un 5 por ciento prefirió que sean “unos pocos, pero expertos”.

A los jóvenes, en un 85 por ciento, les gustaría votar.

Por otra parte, el 40 por ciento consideró que lo mejor para el país es que existan muchos partidos políticos, pero un 20 por ciento prefiere que exista uno solo y un 5 por ciento optó por que directamente no existan.

En este sentido, el 60 por ciento consideró que no da lo mismo qué partido gana una elección, ya que “cada uno tiene ideas distintas”.

Los interrogantes también apuntaron al respeto por el otro, al disenso y el pluralismo.

El 80 por ciento cree que los que opinan diferente a ellos tienen derecho a expresarse y que el trato con las minorías debe ser de inclusión.

Los docentes recibirán materiales para trabajar sobre los temas que más preocupan en época de elecciones.

Estos temas, entre otros, forman parte de una serie de materiales audiovisuales y unos cuadernillos (www.me.gov.ar/escuelaymedios), con más de 40 actividades, que se distribuirán en las escuelas medias de todo el país, para fortalecer la enseñanza en torno de la formación cívica y los medios de comunicación

La mayoría de los ejercicios apunta a trabajar con los medios de comunicación y en Internet: indagar sobre los temas que más preocupan en época de elecciones:

Ø buscar ejemplos de libertad de expresión

Ø qué partidos suelen aparecer reflejados en los medios

Ø propuestas de candidatos y debates televisivos.

También proponen organizar una votación en la escuela, visitar instituciones democráticas, como el Congreso, y locales partidarios para conocer su funcionamiento.

Entre otras actividades, pide que los estudiantes pregunten a los jóvenes que tendrán que votar por primera vez qué significa ese acto para ellos, si consultan la decisión con sus familias, de dónde consiguen información sobre los candidatos, y que luego comparen las respuestas con los testimonios de personas mayores. El objetivo es saber en qué se parecen y en qué se diferencian.

S.E: Qué buen trabajo el de realizar primero un diagnóstico acerca de lo que piensan los jóvenes sobre la democracia y formas de participación, para luego, sobre es diagnóstico, elaborar materiales de trabajo.

Ello implica tener en cuenta sus opiniones e hipótesis previas en relación a diferentes temáticas vinculadas a participación y ciudadanía, y partiendo de allí, elaborar materiales para la escuela, que abarquen los requisitos necesarios para una intervención responsable de la ciudadanía.


FUENTE: http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-167970-2011-05-11.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada