domingo, 20 de noviembre de 2011

SOBERANÍA ARGENTINA SOBRE NUESTROS TERRITORIOS: PRESENTE!




Hoy, 20 de noviembre de 2011, se cumple un nuevo aniversario del intento de invasión anglofrancesa al terrritorio nacional. Dicha agresión fue repelida por nuestros patriotas en la Vuelta de Obligado, y declarada la fecha de la victoria como Día de la Soberanía Nacional.

Es interesante, rescatar las palabras que San Martín escribió a Guido frente a aquéllos dramáticos sucesos de 1845 y comprobar la amplia vigencia que hoy tienen hechos y palabras para los países latinoamericanos, en la conflictiva situación política y económica mundial por la que estamos atravesando en el 2011.

...Producida la agresión, San Martín, físicamente impedido de actuar directamente en la contienda, lo hizo contundentemente a través de la pluma denunciando el atropello anglofrancés en carta a Guido:

“...es inconcebible que las dos Naciones más grandes del universo se hayan unido para cometer la mayor y más injusta agresión que puede cometerse contra un Estado Independiente: no hay más que leer el manifiesto hecho por el enviado inglés y francés para convencer al más parcial, de la atroz injusticia con que han procedido: ¡La humanidad! ...

Ahora más que nunca siento que el estado deplorable de mi salud no me permita ir a tomar parte activa en defensa de los derechos sagrados de nuestra Patria, derechos que los demás estados Americanos se arrepentirán de no haber defendido por lo menos protestado contra toda intervención de Estados Europeos...” San Martín, al enterarse de la acción de la Vuelta de Obligado, donde los cañoncitos de Mansilla y Thorne hicieron estragos, no tanto en los acorazados de guerra como en la flota mercante, sino sobre todo en el ánimo de los interventores. En carta a Guido del 10 de mayo de 1846 le expresa:

“...ya sabía la acción de Obligado, donde todos los interventores habrán visto, que los argentinos no son empanadas que se comen sin más trabajo que abrir la boca. A un tal proceder no nos queda otro partido que el de no mirar el porvenir y cumplir con el deber de hombres libres, sea cual fuere la suerte que depare el destino, que por íntima convicción no sería un momento dudoso en nuestro favor si todos los argentinos se persuadiesen del deshonor que recaerá sobre nuestra Patria, si las Naciones europeas triunfan en la contienda, que en mi opinión es de tanta trascendencia como la de nuestra emancipación de la España.

San Martín con estas cartas pone al descubierto al ceguera de los unitarios que se unían al extranjero en una contienda que era “de tanta trascendencia como la de nuestra emancipación de la España.”

En 1844, seis años antes de su muerte, San Martín en su testamento, otorga a Rosas el sable libertador diciendo:

“El sable que me ha acompañado en toda la Guerra de la independencia de la América del Sud, le será entregado al Gral de la República Argentina Don Juan Manuel de Rosas, como prueba de satisfacción que como argentino he tenido al ver la firmeza con que ha sostenido, el honor de la República contra las injustas pretensiones de los extranjeros que tratan de humillarla”

S.E: Es hora de revisar lo que hemos estudiado en nuestra infancia y adolescencia sobre la historia argentina, de volver a leer, de comparar testimonios, documentos, imágenes y escritos para sacar conclusiones críticas, debatir y comprender qué nos ha ocurrido a los argentinos en estos 201 años de historia.

La defensa de la soberanía hoy más que nunca, está vigente a través del justo reclamo de nuestro gobierno por la ilegítima posesión inglesa sobre las Islas Malvinas, un territorio tan caro a nuestros sentimientos y a nuestro pasado lejano y cercano.

Fuentes:
- Jorge Sulé, Lorge.“La coherencia política de San Martin"
- La Gazeta Federal: www.lagazeta.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada